Trump insiste en reabrir escuelas, pese a que las cifras de la pandemia no ceden

El mandatario apoyó sus declaraciones diciendo que los niños son «totalmente inmunes» al virus. EE.UU. es el país más golpeado con cerca de 158 mil muertos.

El presidente estadounidense Donald Trump insistió este miércoles en reabrir las escuelas por considerar que el coronavirus «desaparecerá», pese a que el país no logra salir del peor momento de la pandemia, con un aumento significativo diario de casos y muertos.

«Mi opinión es que las escuelas deberían abrir: esto desaparecerá, como las cosas desaparecen», aseveró Trump en una entrevista con el canal de noticias Fox, en la que volvió a sorprender al afirmar que el virus ha afectado a una «porción relativamente pequeña» de la nación.

En total, Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia del mundo, superó los 4,8 millones de casos y se acerca a las 157.700 muertes, de acuerdo al último recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Para justificar su posición a favor de la reapertura de las escuelas en septiembre, el inicio del año lectivo, el mandatario sostuvo que «algunos médicos» dicen que los niños son «totalmente inmunes» al virus, aunque luego se retractó porque dijo que enfrentaría críticas por tal afirmación.

«Son prácticamente inmunes a este problema, y ​​tenemos que abrir nuestras escuelas», repitió.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como expertos internacionales sostienen que, aunque los niños en su mayoría no muestran síntomas graves de COVID-19, si son un importante vector de contagio para los mayores.

Incluso dentro de su Gobierno, el principal epidemiólogo, Anthony Fauci, ha sostenido que la evidencia científica señala que los niños pueden jugar un papel crucial en la transmisión comunitaria.

Pero en última instancia, la decisión sobre reabrir las clases de manera presencial la tomarán los cerca de 14.000 distritos escolares repartidos a lo largo y ancho del país, que decidirán en función de los datos y sus propios protocolos.

Por ejemplo, en el caso de las Escuelas Públicas de Chicago, el tercer sistema escolar más grande del país, el próximo año escolar comenzará con un aprendizaje totalmente virtual para todos los estudiantes, según anunciaron este miércoles las autoridades del distrito.

En el distrito escolar de Poway, en California, los directores ofrecieron a las familias la posibilidad de acudir a clase varios días a la semana en grupos reducidos, pero esa opción fue rechazada por varios padres, reseñaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

La situación del país y la certidumbre para volver a las clases mejorarán cuando se encuentre una vacuna efectiva que, según los cálculos de Trump, llegará «antes del fin de año».

Sin embargo, menos del 15% se vacunarían si Trump les recomendase hacerlo, de acuerdo con una encuesta publicada por el portal Político y la consultora Morning Consult.