Libro leído para Ud: “Organízate con eficacia”, de David Allen.

A lo largo de una lectura amena, pero que debe hacerse con atención el autor nos presenta en la primera parte de su libro los principios sobre los que se funda un interesante sistema de organización que pueden resumirse como sigue:

1) Recopilar todas las cosas que consideramos incompletas en nuestra vida, que deberían ser diferentes a como son y que nos sintamos obligados a cambiar.

2) Procesar todas cosas que se han recopilado: lo que significan y lo que tenemos que hacer con ellas, determinando la primera acción física en el tiempo necesaria para hacer que la situación avance. ¿Cuál es la siguiente acción que se requiere? Esa es la pregunta más importante; si se responde apropiadamente se tendrá la clave fundamental para organizarse. Se trata de transformar todas las «cosas» que intentamos organizar en «cosas» sujetas a acción que hemos de hacer, y la clave para gestionar todas las «cosas» es administrar las acciones.

3) Mantener un sistema de control que se revise con regularidad. Se trata de un factor clave: la revisión, que el autor recomienda sea semanal. Todo lo que potencialmente pueda requerir acción debe revisarse con la suficiente frecuencia como para evitar que la mente tenga que hacer el trabajo de recordarlo.

El cambio principal es quitárselo todo de la cabeza: si se mantienen las cosas solamente en la cabeza, es imposible alcanzar el control relajado que se promete, ya que el gran problema es que la mente continúa recordando las cosas cuando no se puede hacer nada al respecto.

El autor va a insistir en que la mente la hemos de utilizar principalmente para pensar las mejores soluciones para lo que tenemos que hacer, y el método propuesto en el libro, nos propone un sistema de “almacenamiento” y control que ayude a nuestra inteligencia en éstas tareas “secundarias”.

En la segunda parte del libro se encuentra una guía, paso a paso aplicando los principios establecidos en la primera parte que proporciona una serie de directrices y trucos para progresar hasta que se haya asimilado a la perfección el nuevo estilo operativo.