La crisis del empleo formal en San Luis: en un año se derrumbó casi un 7% y duplica la caída nacional

El deterioro del campo laboral no se detiene. La pérdida de puestos de trabajo durante la cuarentena.

Datos que se desprenden de un informe del ministerio de Trabajo de la Nación indican que desde 2016 se destruyeron cerca de 10 mil puestos de trabajo en la provincia.

La retracción del empleo registrado en San Luis continúa siendo un dolor de cabeza. La caída respecto años anteriores no se detiene y se ubica entre las principales jurisdicciones que más lo han sufrido.

El último estudio de “Situación y Evolución del Trabajo Registrado” de la cartera laboral del Gobierno Nacional muestra cómo en la provincia hubo un retroceso del 6,7%.

La cifra surge de una comparación interanual de mayo: en 2019 habían registrados 53.400 puestos laborales y en el 2020 unos 49.800. Traducido, en el último año se perdieron 3600 puestos de trabajo.

Cuando se traza un paralelismo con la situación a nivel país, se observa un desfasaje dado que el derrumbe local duplica al nacional.

La cantidad de personas con trabajo registrado en Argentina alcanzó a 11.700.000, mostrando una caída del 3,4% respecto al mismo mes del año anterior (409.000 menos).

Otro dato es que, si bien las 24 jurisdicciones muestran un retroceso, San Luis se encuentra entre las principales junto a San Juan (-11,1%), La Rioja (-9,7%), Mendoza (-7,1%) y Catamarca (-6,4%).

El crítico escenario reflejado por las estadísticas se contrapone al relato del Gobierno provincial donde los funcionarios ponderan una y otra vez que existe el “pleno empleo”.

La jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur en el último informe de gestión realizado en la Cámara de Senadores admitió la baja, pero advirtió que se perdieron pocos puestos de trabajo y que la caída “no fue tan fuerte”.

El cifra que siempre trae a colación la administración de Alberto Rodríguez Saá es que San Luis tiene un 2,8% de desocupación, informado por el Indec.

El organismo nacional tiene en cuenta a los beneficiarios de planes sociales. Se trata de 50 mil sanluiseños que forman parte del Plan de Inclusión Social y las becas “22 AG”.

En enero del 2016 había 59.300 empleos, según el mismo informe, número muy cercano al pico histórico registrado en agosto del 2015 (61.800).  Al día de hoy 9500 trabajos desaparecieron.